A finales del 2004

Justo acaba de pasar mi cumpleaños número 38 y al fin me decido a empezar y tratar de dejar huella a través de las letras. Por lo general, a uno le entra el ánimo de explorar, cambiar, recuperar, reinventar, cuando está próximo o inmediatamente después de su aniversario.

En mi caso me ha tocado decidirme, así, de la nada, a comenzar al fin con el trabajo de desprender letras y palabras, principalmente para que no se me olvide que las conozco (al menos todas las letras del abecedario), y que usarlas le viene a uno tan bien como cuando reposa de una buena comida o satisface algún otro deseo bien humano.

Así que, sin más rollos, aquí vamos.

Sin detenernos.

Sin temor a pluralizar, porque somos todos y somos uno.

Sigamos…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo introspección

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s